CONGRESO DECLARA PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DEL ESTADO DE TLAXCALA, EL  “BORDADO DE PEPENADO” Y “LA CONFECCIÓN DE CUADROS DE SEMILLAS”  

 

 

Por unanimidad de votos, la Comisión Permanente de la LXIII Legislatura Local, declaró al “Bordado de Pepenado” y la “Confección de Cuadros de Semillas”,  como Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado de Tlaxcala.

Si bien el Bordado de Pepenado hecho por habitantes del municipio de Ixtenco no es una actividad exclusiva dentro del territorio nacional, si es la única de ese tipo que se realiza en territorio tlaxcalteca, de ahí la necesidad de reconocer la dedicación de los artesanos de esa localidad.

Los Legisladores reconocieron en la sexta sesión ordinaria de la Comisión Permanente del Congreso del Estado, que gracias a las artesanías elaboradas bajo esa técnica, pobladores de Tlaxcala han recibido innumerables reconocimientos y premios, de manera individual y colectiva, por sus majestuosos diseños ejecutados por personas orgullosas de su origen.

“El pepenado, técnica en la que se realizan los diseños de las camisas femeninas, es un bordado de aguja sobre tela de algodón manufacturada en máquinas textiles, y se adquiere en el mercado. Pepenado se dice en otomí hwání, traducido como “escoger” Se trata de coser en pliegues, los cuales se tienen que contar. Las blusas y los ceñidores amarran la falda, khití, estos últimos son tejidos en el telar de cintura y son premiados en concursos nacionales y locales. Todas las bordadoras toman como referencia las muestras que les legaron sus madres, abuelas y bisabuelas, lo cual confiere cierta continuidad y antigüedad a los diseños. Al mismo tiempo, cuando encuentran un tema nuevo de su agrado lo interpretan, tal pudo ser el origen de los motivos de elefantes y de camellos que aparecen en algunas camisas”, explica la iniciativa validada por los Legisladores.

Respecto a la “Confección de Cuadro de Semillas”, los Diputados Locales consideraron viable otorgar dicha declaratoria, a efecto de llevar a cabo una preservación, protección, promoción, valorización, transmisión y revitalización de esa actividad, en pro de la cultura del municipio de Ixtenco.

Esa actividad es propia de los habitantes del municipio de Ixtenco y, aunque su origen no tiene esencia indígena, el ingenio, habilidad, talento y originalidad para manejar cada una de las diminutas semillas, que unas vez conjuntadas forman parte de verdaderas obras de arte, únicas en su tipo, merecieron ser reconocidas.