PROPONE DIPUTADO JOSÉ LUIS GARRIDO CRUZ CREACIÓN DE CÓDIGOS DE PROCEDIMIENTOS CIVILES Y FAMILIARES

Con la finalidad de contar con instrumentos legales con mayor sentido humano, el Diputado Local José Luis Garrido Cruz, presentó las iniciativas para crear los códigos de Procedimientos Civiles y de Procedimientos Familiares, ambos del Estado de Tlaxcala.

En lo que fue la última sesión del segundo período ordinario del primer año de ejercicio de la LXIII Legislatura, el Congresista afirmó que sus propuestas pretenden modernizar el marco jurídico en ambas materias y adecuarlas a las necesidades de los tlaxcaltecas.

En primer término, Garrido Cruz puntualizó que la iniciativa del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Tlaxcala, pretende eliminar todas las disposiciones que regulan la materia familiar, ante la creación de un código especializado también en la materia.

El Legislador indicó que si bien el ordenamiento actual ha sido reformado en diversas ocasiones para adecuarlo al entorno social, aseguró que las modificaciones sólo han servido para dar soluciones parciales, coyunturales y de corto plazo, de ahí la necesidad de expedir un nuevo ordenamiento.

Consideró que la constante dinámica del derecho y las conductas adoptadas por la sociedad, han llevado al establecimiento de nuevos criterios con claro respeto no sólo a las garantías individuales, sino también a los derechos humanos de cada persona.

En una segunda intervención, el Diputado Garrido Cruz y la Legisladora María Isabel Casas Meneses presentaron la iniciativa por la que se crea el Código de Procedimientos Familiares del Estado que tiene una nueva visión del derecho, cuyo objetivo fundamental se centra en el acceso real a la justicia para recuperar la confianza de la sociedad en sus instituciones, mediante la instrumentación de procedimientos sencillos, ágiles, claros y breves apegados a la Carta Magna, que permita a los justiciables alcanzar los objetivos a menores costos.

Con la intención de separar lo familiar de lo civil, los Congresistas garantizaron que se regularán de manera más clara, materias como matrimonio, divorcio, los vinculados al parentesco, los alimentos, la paternidad, tutela, patria potestad, las sucesiones, entre muchos otros conflictos que necesitan ser resueltos en el menor tiempo posible y con la impartición de una justicia justa.